Storia

Historia

 


​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​El año 2011 marca un hito histórico para Brembo, que celebra su 50º aniversario con una historia jalonada de éxitos técnicos, deportivos y comerciales. El 11 de enero de 1961, Emilio Bombassei e Italo Breda fundaron las Officine Meccaniche di Sombreno, constituyendo el núcleo original de Brembo. Con ellos se encontraba ya Alberto Bombassei, actual presidente de Brembo, que aquel entonces contaba con solo veinte años de edad.


Desde entonces, Brembo ha recorrido medio siglo y se ha convertido en líder mundial indiscutible de los sistemas de frenos. En 1964, Brembo empezó a fabricar discos de freno para automóviles, en 1972 añadió los frenos para motos, y en 1975 entró en Formula 1 como proveedor de los sistemas de frenos para los monoplazas de Ferrari. En estos años, gracias a su innovación tecnológica, a su constante investigación en los materiales y sus técnicas de fabricación, Brembo se ha convertido en una marca líder a nivel mundial.


En 1995, cotiza en la Bolsa de Milán y la empresa da comienzo a una estrategia de crecimiento e internacionalización que, con el tiempo, le llevará a tener plantas de producción en todo el mundo, volúmenes de facturación en constante aumento y cada vez más empleados.


 

Años 60

LOS ORÍGENES DE UN LÍDER

Brembo fue fundada en 1961 por Emilio Bombassei, padre del actual Presidente, a pocos kilómetros de Bérgamo.

Era un pequeño taller mecánico, pero la experiencia adquirida por su fundador en los sectores mecánico y metalúrgico da inmediatamente sus frutos con clientes de la talla de Alfa Romeo.

1964 es un año histórico para Brembo, que inicia la producción de los primeros discos de freno italianos destinados al mercado de recambios.

Posteriormente, amplía la producción con otros componentes del sistema de frenos. El know-how, la especialización, la calidad de los productos y los servicios que ofrece la empresa son reconocidos a nivel internacional.

 

​Brembo se convierte así en líder del sector de repuestos de discos de freno en toda Europa.

 

 
 

Años 70

TRIUNFA EN TODAS LAS PISTAS

A partir de 1972, año en que efectúa un suministro a Moto Guzzi, la marca Brembo equipa las mejores motos europeas. En poco tiempo, Brembo lidera también el segmento de los sistemas de freno para motos.

Sin embargo, la verdadera consagración de la calidad y la tecnología Brembo llega en 1975, cuando Enzo Ferrari le confía el monoplaza más prestigioso de la Fórmula 1.

Y en breve, Brembo lidera las aplicaciones de sistemas de frenos para el mundo de las carreras. Desde entonces, son muchísimos los equipos que, equipados con frenos Brembo, han ganado cientos de campeonatos mundiales de automovilismo y motociclismo en diferentes categorías.


 


Años 80
 

INNOVACIÓN Y CRECIMIENTO

Desde principios de los años ochenta, Brembo apuesta por el desarrollo de productos y procesos tecnológicos innovadores, con una clara estrategia de expansión a sectores especializados de mercado, que abarcan desde los vehículos y las motos hasta el mundo de las carreras.

En 1980, a la gama de productos para automóviles se suma una pinza de freno de aluminio, innovadora tanto en el diseño como en el material, que los fabricantes de automóviles de altas prestaciones como Porsche, Mercedes, Lancia, BMW, Nissan y Chrysler, adoptan progresivamente. A partir de mediados de los años ochenta, Brembo decide competir también en el segmento de los frenos de disco para vehículos industriales y pasa a ser proveedor estratégico de Iveco, Renault Vehículos Industriales y Mercedes.

En 1983 la empresa, con el objeto de aumentar su internacionalización, firma un acuerdo y entra a formar parte del capital social de Kelsey-Hayes, grupo multinacional estadounidense que se dedica a la fabricación de sistemas de frenos. Gracias a esta colaboración el Grupo italiano crece y se consolida, preparándose para afrontar los futuros desafíos.

 

 
 

Años 90

BREMBO VUELVE A SER ITALIANA

Nel En marzo de 1993, debido a nuevas orientaciones estratégicas, Kelsey-Hayes vende su participación. Brembo decide apostar por el futuro de la empresa e, indirectamente, por la competitividad del sistema italiano aprovechando sus propios recursos de gestión y capacidades tecnológicas.  

Brembo supera con creces el desafío lanzado por sus directivos al readquirir la participación de Kelsey-Hayes. En los años siguientes, la Empresa sigue creciendo y, en 1995, cotiza en la Bolsa de Milán: todo un éxito logrado gracias a una intensa labor de equipo, como es habitual en Brembo.​


 ​

Años 2000

L'EXPANSIÓN DE LA MARCA BREMBO EN EL MUNDO

Brembo inaugura el nuevo milenio plenamente decidido a lograr su expansión en el mercado internacional y adquiere la sociedad brasileña Alfa Real Minas, que se dedica al mecanizado de discos de freno para automóviles y al ensamblado de los volantes motor.


Brembo también adquiere la sociedad inglesa AP Racing Limited, especializada en la producción de sistemas de frenos y sistemas de embrague para vehículos y motos de carreras, así como para automóviles deportivos y de altas prestaciones. Por otro lado, a fin de desarrollar el sector relacionado con las motos, Brembo adquiere el 70% de la empresa Marchesini, especializada en la fabricación de ruedas de magnesio para motos de competición.

 

 
 

El año 2000 también marca una etapa decisiva para Brembo en la penetración del estratégico mercado chino gracias a la joint venture firmada con Yuejin Motor Group y a la constitución de la sociedad Nanjing Yuejin Automotive Brake System, para fabricar sistemas de frenos para automóviles y vehículos comerciales.

En 2008, Brembo adquiere el 70% de la filial NYABS. En enero de 2010 Brembo Nanjing Foundry Co. Ltd. adquiere la fundición de hierro de Donghua Automotive Industral Co. Ltd., sociedad del grupo Saic, el primer fabricante chino de automóviles y vehículos comerciales. Esta operación consolida la presencia del Grupo Brembo en China a través de la construcción gradual de una planta de producción integrada en Nankín, que incluye la fundición y la planta de mecanización de pinzas y discos de freno para automóviles y vehículos comerciales.

De esta forma, Brembo consigue ofrecer al mercado chino sistemas de frenos fabricados según los estándares de prestaciones, estilo y confort característicos de la marca.


 

Durante la última década, Brembo también dirige su atención al mercado de India. En 2005, constituye la empresa KBX Motorbike Products Private Ltd., con sede en Pune. Se trata de una joint venture constituida entre Brembo y la filial india de Bosch, Kalyani Brakes Ltd., con el objetivo de fabricar y vender sistemas de frenos para motocicletas.

El año 2009 también representa otra etapa importante, Brembo inaugura la nueva planta de India para la fabricación de sistemas de frenos para motocicletas y scooters, y lanza la nueva marca Bybre, acrónimo de “By Brembo”, dedicada a los sistemas de frenos para scooters y motocicletas de pequeña y media cilindrada (hasta 250 cc) de los países conocidos como BRIC (Brasil, Rusia, India, China) y de otras naciones del sudeste asiático (ASEAN).

En Europa, Brembo invierte en Polonia, donde inaugura la fundición Dabrowa Gornicza en 2006, la tercera del Grupo, para optimizar el ciclo de producción de la planta que fabrica los discos. En 2010 inician las obras de construcción de la nueva planta (inaugurada en octubre de 2011) para ampliar el polo industrial destinado al mercado de automóviles y vehículos comerciales, con el objetivo de duplicar la producción de los discos de freno.​

 

 
 

En 2007, la marca Brembo vive un acontecimiento de gran relieve: inaugura el nuevo Centro de Investigación y Desarrollo dentro del Parque Científico y Tecnológico Kilometro Rosso, donde trabajan más de 500 personas, entre ingenieros, diseñadores y técnicos de producto, en los sectores de la investigación y el desarrollo.

Mientras tanto, la empresa continúa su expansión y adquiere, en Estados Unidos, la División de Frenos de Hayes Lemmerz International: dos plantas, una en las afueras de Detroit (Michigan) y otra en México, que fabrican discos de freno y tambores para el mercado norteamericano de automóviles y vehículos comerciales. En 2010, el interés de Brembo por Europa del este se consolida aún más realizando una inversión de 35 millones de euros en la República Checa destinada a construir una nueva planta de sistemas de frenos para automóviles.

Con esta inversión, la empresa entra por primera vez en un segmento denominado mid premium (berlinas de gama media y alta) y colabora con clientes como Land Rover, BMW, GM y Audi.


 

Adquisición de nuevas marcas y productos.

A partir de 2010, Brembo completa su oferta para el mercado de recambios: la gran experiencia adquirida en los sistemas de frenos y la colaboración con las principales marcas de automóviles le permiten ofrecer un paquete completo de componentes de sistemas de frenos con un altísimo nivel de prestaciones, fiabilidad y seguridad.

A la oferta tradicional de discos y tambores, dirigida a los profesionales del mercado de los recambios, se suma una gama completa de pastillas, zapatas, kits para frenos de tambor y componentes hidráulicos para frenos y embragues.
 
Ese mismo año, Brembo lanza en India su nueva marca Bybre: la marca destinada a los sistemas de frenos para ciclomotores y motos de pequeña y media cilindrada (hasta 600 cc). La nueva gama Bybre se fabrica en la planta de Pune, inaugurada en 2009.

 

 

La tecnología del carbono cerámico.

Brembo, siempre a la vanguardia, utiliza materiales innovadores para mejorar constantemente las prestaciones y la resistencia de sus productos. Este material se emplea desde los años 70 en los sistemas de frenos para los vehículos aeroespaciales y, desde los años 80, en el mundo de las carreras. A partir del año 2000, el material carbocerámico (CCM) se emplea también en la fabricación de los sistemas de frenos de automóviles deportivos porque garantiza grandes ventajas en términos de prestaciones tanto en seco como en mojado, peso, confort, resistencia a la corrosión, larga duración e imagen técnica.

Para poder desarrollar mejor el uso de este innovador material, crea en 2003 la empresa Brembo Ceramic Brake Systems SpA, con sede en el nuevo Parque Científico y Tecnológico Kilometro Rosso de Stezzano, Italia. Es una joint venture constituida por Brembo y Daimler Chrysler AG para desarrollar y fabricar discos de freno carbocerámicos. Posteriormente, Daimler se sale de la empresa y Brembo continúa por este camino con la empresa SGL Group, con la que constituye, en mayo de 2009, la joint venture paritaria Brembo SGL Carbon Ceramic Brakes S.p.A que se ocupa de los discos de freno de material carbocerámico. El objetivo es desarrollar sistemas de freno carbocerámicos, además de fabricar y vender discos de freno carbocerámicos para los mercados del primer equipo destinados a automóviles y vehículos comerciales. Esta sociedad, activa en la investigación y el desarrollo en el sector de los materiales innovadores, se fija como objetivo a medio a plazo desarrollar una nueva generación de discos de freno CCM para aplicaciones a mayor escala.

Brembo SGL Carbon Ceramic Brakes S.p.A. opera en dos sedes, la de Stezzano (Italia), en el Parque Científico y Tecnológico Kilometro Rosso, y la de MEITINGEN, en Alemania. Cuenta con una prestigiosa clientela formada por fabricantes como: Aston Martin, Audi, Bentley, Bugatti, Daimler, Ferrari, General Motors, Lamborghini y Porsche.

 

 

Brembo crece en América del Norte

        
En 2014, Norteamérica se confirma como el mercado de referencia en el proceso de internacionalización del Grupo Brembo: se inaugura en Michigan la fábrica de sistemas de frenos para los principales clientes del sector de la automoción del mercado norteamericano.

Inmediatamente después, Brembo anuncia la construcción de una fundición de hierro en Michigan, en una zona adyacente a las nuevas plantas de Homer, dando inicio, también en Estados Unidos, al proceso de integración vertical de su capacidad de producción. La fundición, junto con las oficinas técnicas y el almacén, tendrá una superficie de 30.000 m2 y garantizará 250 nuevos puestos de trabajo entre la sede de Homer y la de Plymouth.

Por último, en 2015 empiezan las obras de construcción de una nueva fundición y una nueva fábrica de pinzas en Escobedo, Nuevo León, en las afueras de Monterrey, México. La planta empezará a producir en 2016 y estará completamente operativa para finales de 2018. La producción de esta nueva planta estará destinada a los principales fabricantes de primer equipo (OEM) europeos, asiáticos y americanos ya presentes o que se establezcan en México con plantas de producción, además de los clientes que ya compran productos Brembo en Estados Unidos.



 

 
 

50 años de Brembo en un libro

Brembo S.p.A. | P.IVA 00222620163

Seguici su

Seguici su FacebookTwitterYouTubeLinkedInGoogle PlusPinterestInstagramVineYoukuWeibosnapchat.pngwechat.png