El GP de Italia de MotoGP 2019 según Brembo

28/05/2019

Pasando por rayos X el esfuerzo de los sistemas de frenado de las MotoGP en el Autodromo del Mugello

​​​​​​

Del 31 de mayo al 2 de junio, en el Autódromo del Mugello se disputará la 6ª carrera del Mundial 2019 de MotoGP.​

Desde 1976 la pista, situada en la provincia de Florencia, acoge los GP del Campeonato del Mundo, pero solo desde 1994 es sede permanente del GP de Italia. ​

Valentino Rossi corre en esta pista desde 1996 y ha conseguido 9 victorias en todas las clases, utilizando siempre pinzas, discos y pastillas Brembo. ​

Los 5.245 metros de la pista, que pasa por los cerros toscanos, se distinguen por los frecuentes cambios de inclinación: si en las curvas en subida se corre el riesgo de llegar sin la velocidad necesaria por haber frenado demasiado, en aquellas en bajada el peligro es opuesto, es decir acabar en las vías de fuga por haber frenado demasiado tarde.​

La pista ofrece también una de las rectas más largas de todo el Mundial (1.141 metros) que exige un motor potente y naturalmente un sistema de frenos puntero para no perder al frenar los que se puede haber ganado en la recta. ​              

Esto explica por qué el 100 por cien de los pilotos de MotoGP confía en los sistemas Brembo, una elección que abarca todas las carreras del Mundial 2019. ​

 

 

 

Las 14 curvas restantes están situadas de manera bastante igualada a lo largo de toda la pista, por lo que permiten que los discos de carbono se enfríen, no obstante habitualmente se alcancen altas temperaturas del asfalto. Según los técnicos de Brembo, el Autódromo del Mugello cabe en la categoría de los circuitos medianamente arduos para los frenos. ​

En una escala de 1 a 5 se le ha atribuido un índice de dificultad 3, valor atribuido también a Le Mans, si bien tenga rectas mucho más cortas, y a otros 8 circuitos. ​


 

 ​

 
 

La labor de los frenos durante el GP

Como en el GP del Qatar, también el Autódromo del Mugello tiene una frenada a más de 350 km/h y todas las demás por debajo de los 270 km/h. En total, los pilotos de MotoGP utilizan los frenos Brembo 9 veces en cada vuelta, por un total de 30 segundos, valor correspondiente al 28 por ciento de la duración total de la carrera.​

Entre todos los GP disputados este año, constituye el porcentaje más bajo: en Jerez se alcanzó un 31 por ciento y en otras tres pistas el 30 por ciento. La desaceleración media es de 1,11 g, igual que la de Silverstone y Aragon.​

Sumando todas las fuerzas que un piloto aplica sobre la palanca del freno, desde la salida hasta la bajada de la bandera de cuadros, el valor rebasa los 830 kilos​.

D​urante una vuelta en el Mugello los pilotos aplican una fuerza de casi 36 kg sobre la palanca del freno.


 

Las frenadas más arduas

De las 9 frenadas del Circuito del Mugello solo dos estan clasificados como dura para los frenos, 4 son de mediana dificultad; las restantes 3 influyen poco sobre los sistemas de frenos.​

La apurada de frenada más complicada es aquella de la curva San Donato (curva 1): precedida por una joroba, las MotoGP llegan a 355 km/h (hasta algo más con el rebufo) y entran en la curva a 93 km/h. Para lograrlo, los pilotos accionan los frenos durante 6 segundos, recorriendo en este plazo 334 metros. La desaceleración es brutal, 1,5 g, es decir que rebasa en 0,18 g aquella del Porsche 911 GT3. ​

La fuerza sobre la palanca es de 6,4 kg y la presión del líquido de frenos Brembo HTC 64T es de 13,7 bar. La presión llega a 9,1 bar en las curvas 10 (Scarperia) y 12 (Correntaio): en ambos casos las motos llegan a menos de 240 km/h y frenan durante menos de 5 segundos, si bien la fuerza sobre la palanca sea siempre de 4,2 kg.

A destacar también los 209 metros de la frenada en la curva 15 (Bucine) debidos a la bajada que la distingue: las MotoGP pasan de 262 km/h a 112 km/h en 4,3 segundos y la desaceleración máxima llega a 1,4 g.​

 

 

Resultados de Brembo

Los frenos Brembo han ganado todas las 26 últimas ediciones del GP de Italia disputadas, incluida la de 1993 disputada en el circuito de Misano Adriatico. Por otra parte, hace dos semanas que Brembo celebró 24 años seguidos desde la última no-victoria en 500-MotoGP: una serie increíble, especialmente si se considera que, contrariamente a los neumáticos, los equipos pueden escoger con toda libertad el sistema de frenos que consideran mejor.​

Jorge Lorenzo ha ganado 6 de las 8 últimas ediciones. ¿Logrará repetir montado en la Honda? ​


 

 

 

Brembo S.p.A. | P.IVA 00222620163

Seguici su

Seguici su FacebookTwitterYouTubeLinkedInPinterestInstagramYoukuWeibosnapchat.pngwechat.pngVK